Tipos de liderazgo, ¿cuál es mejor?

En este blog ya hemos hablado en reiteradas ocasiones sobre los distintos tipos de liderazgo que se pueden ejercer en una organización.

A lo largo de la historia han ido apareciendo nuevos tipos de liderazgo según evoluciona la sociedad ya que estos se deben adaptar a las circunstancias sociales y organizacionales.

 

Puede que te interese…

 

Hagamos un repaso por la historia del liderazgo, las primeras organizaciones que aparecieron eran dirigidas con mano de hierro con un sistema unidireccional donde el jefe imponía unas condiciones de trabajo y el empleado las aceptaba o se iba a buscar condiciones mejores a otro sitio, aunque tampoco había mucho donde elegir.

Pero según avanzaba la sociedad fueron apareciendo empresarios que velaban por el bienestar de sus empleados y fueron introduciendo pequeños “beneficios”.

Con el tiempo aparecieron los primeros sindicatos, las primeras huelgas, las primeras asociaciones… que consiguieron introducir nuevos privilegios.

 

Tipos de liderazgo

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de liderazgos, algunos son completamente nuevos, otros introducen pequeñas variaciones a estilos de liderazgo ya existentes y otros mezclan características de distintos estilos de liderazgo.

En el artículo de este blog Liderazgo Empresarial como herramienta de crecimiento ya debatimos sobre la importancia del liderazgo y los distintos elementos y factores a tener en cuenta a la hora de liderar una organización.

Por otra parte en mi artículo Liderazgo Transformacional ya introdujimos algunos tipos de liderazgo que procedo a recapitular, no obstante para una descripción más detallada de estos no dudes en consultar el artículo original.

 

  • Líderes autocráticos que ejercen el poder de forma autoritaria sin tener en cuenta a los miembros de los equipos a la hora de tomar las decisiones.
  • Líderes paternalistas muy similar al  anterior, pero en este caso se preocupa por el bienestar de sus empleados.
  • Líderes democráticos tienen en cuenta la opinión de sus subordinados, por lo que en la toma de decisiones todos tienen voz y voto.
  • Los Líderes‘Laissez-faire’ apuestan por la capacidad de trabajo de sus empleados si se les da plena libertad para que cumplan sus objetivos.
  • Líderes transaccionales que usan una metodología de recompensa y castigo para motivar a sus equipos de trabajo.
  • Líderes transformacionales son aquellos que guían y motivan a sus empleados ejerciendo de modelos.

 

Si bien estos son los liderazgos clásicos, como bien hemos comentado en líneas anteriores, han aparecido nuevos modelos y estilos de liderazgo, tales como:

En el artículo Dirección de Equipos de Trabajo ya hablé del Modelo de Liderazgo Situacional de Hersey-Blanchard en el que nos describen los  tipos de personas que podemos encontrar en una organización y por ende en un equipo de trabajo. Se enfocan en los colaboradores y en cómo les afectan dos dimensiones, sus habilidades o competencias y su disposición para las tareas o interés. En este artículo también hablamos sobre las fases de este estilo así como del modelo de rejilla gerencial.

 

Quiero leer sobre…

 

Y por supuesto, también encontramos estilos de liderazgo más modernos que han cobrado especial relevancia en los últimos años por ser más integradores.

  • Liderazgo Positivo: se trata de un estilo de liderazgo que recoge las mejores prácticas de otros estilos de liderazgo para crear un ambiente feliz en la organización.
  • Liderazgo práctico: que es muy similar al anterior y también recoge características de otros estilos de liderazgo. Consiste en ejercer un tipo de liderazgo adaptado a cada momento, persona y circunstancia.

 

Por otra parte también podemos ejercer un estilo de liderazgo más espiritual como es el caso del:

  • Liderazgo Consciente: que tiene mucho de liderazgo, pero sobre todo tiene mucho de consciencia. Se trata de conocerse a uno mismo, trabajar en su espiritualidad y ejercer un liderazgo en el que se alineen los objetivos de la organización con tu Ser. Esto es, ejercer el liderazgo desde el Ser.

 

Finalmente podemos hablar de un estilo de liderazgo que estudia y analiza científicamente las reacciones fisiológicas de las personas al trabajar en equipo, tomar decisiones, dar y recibir órdenes, estamos hablando de:

  • Neuroliderazgo: es una disciplina de base científica que se centra no sólo en los procesos mentales del individuo sino también en cómo estos influyen y son influenciados por el entorno.

 

El liderazgo y el entorno

Ya hemos debatido en este blog sobre la importancia de adaptar el estilo de liderazgo a la situación en la que nos encontramos en cada momento.

En este sentido, los estudios científicos efectuados por el neuroliderazgo nos dan pistas importantes sobre cómo reaccionan las personas al formar parte de una organización y relacionarse con otros profesionales.

 

También me interesa…

 

Por otra parte, ya hemos mencionado el modelo de rejilla gerencial de Hersey-Blanchard donde las habilidades y competencias de las personas así como su motivación ejercen un importante papel en sus resultados y objetivos.

Pues bien, vivimos en un mundo cambiante que  evoluciona realmente deprisa y en el que las nuevas tecnologías y la transformación digital se están convirtiendo en el eje vertebrador de la cultura empresarial. Este entorno tan cambiante ha propiciado la necesidad de dar una respuesta empresarial al tipo de liderazgo que se debe ejercer en un Entorno VUCA de gran volatilidad e incertidumbre.

 

¿Cuál es el mejor tipo de liderazgo?

Llegados a este punto, si has tenido la oportunidad de leer alguno de los artículos que he enlazado ya habrás descubierto que no existe un modelo de liderazgo exclusivo con el que se gestione mejor la empresa.

Un buen líder combina distintos tipos de liderazgo según las necesidades y circunstancias de cada momento:

  • Cada persona es un mundo, los hay que les motivan unas cosas y los que les motivan otras, los que tienen unos miedos y los que tienen otros, cada uno tiene sus propios objetivos en la vida… no podemos tratar igual a dos personas, ya que cada uno interpreta la realidad según sus percepciones.
  • Por otra parte, una misma persona puede reaccionar de dos maneras diferentes según como se haya levantado ese día, de cómo haya dormido esa noche, que problemas o circunstancias personales esté atravesando en la actualidad…

Por otra parte hay que valorar la circunstancia actual en la que nos encontramos.

Sobre el autor

Santiago Vitola, emprendedor en serie, empresario y mentor de emprededores. Presidente y director general de N+E Business School (http://negociosyestrategia.com), presidente de FEPED (Foro de emprendedores y profesionales en las economías digitales, https://feped.org) y director general de EconomiaNews.es