Salva tu empresa en 90 días

Estamos viviendo una crisis sanitaria sin precedentes en los tiempos modernos que a su vez está generando una crisis económica de gran gravedad no vista desde la II Guerra Mundial.

No es momento de quedarse parado de brazos cruzados viendo que pasa y esperando que alguien nos venga a rescatar, por ello hay que reaccionar ya. Muchas empresas se verán abocadas a cerrar, pero las que reaccionen rápido están a tiempo de salvarse y continuar creciendo.

La actual crisis sanitaria, el confinamiento y la paralización de la economía ha acelerado la transformación digital y la innovación por lo menos 4 años, y debemos adaptarnos a la «nueva normalidad» si queremos sobrevivir.

Puede que también te interese…

A los emprendedores, empresarios y directivos les toca capear esta crisis y salvar sus negocios, por eso he desarrollado esta guía en la que hago una propuesta para salvar tu empresa en 90 días, por supuesto, esta es una guía genérica por lo que lo ideal es que lo veas con tu gestor.

Uno de los factores claves para salvar tu empresa es la Innovación y la Digitalización, pero no son los únicos factores determinantes para alcanzar el éxito.

En primer lugar necesitamos un producto o servicio potente que permita realizarle una serie de cambios fundamentales para lograr nuestros objetivos de ventas.

¿Qué es el Lean Startup?

Lean Startup es una metodología para desarrollar productos o servicios acortando los ciclos de desarrollo de los mismos. Gracias a esta metodología podremos adoptar una combinación de hipótesis para medir el progreso, lanzamientos de productos iterativos para ganar valiosa retroalimentación de los clientes y aprendizaje validado para medir cuánto se ha aprendido.

En pocas palabras se trata de equivocarse rápido y barato, adoptar cambios y volver a lanzar hasta que demos con la tecla que nos permita entrar en una espiral de ventas escalables. El cliente siempre está en el centro de nuestra estrategia.

El feedback de los clientes durante el desarrollo de nuestro producto o servicio es una parte fundamental del proceso para no  invertir tiempo en diseñar características o servicios que el cliente no desea.

¿Qué es pivotar una empresa?

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia vital de vender, si no vendemos no duraremos mucho tiempo. Pero no siempre nuestro producto o servicio cuenta con las características que demanda el público.

 

Seguro que también te interesa

 

El término tiene sus orígenes en la posición de los “pivot” de baloncesto, que tienen entre sus funciones rotar sobre si mismos para proteger la pelota. Si lo trasladamos a términos empresariales, consiste en realizar cambios de mayor o menor calado en el modelo de negocio de una empresa con el fin de continuar creciendo.

En esta ocasión estamos hablando de negocios que venían funcionando pero la situación económica y social ha cambiado radicalmente en muy poco tiempo, por lo que necesitamos aplicar una capa de innovación y digitalización a nuestras empresas para adaptarnos a esta nueva situación.

¿Qué cambia en la nueva normalidad?

El cambio no tiene por que se sinónimo de malas noticias, con el cambio surgen nuevas oportunidades y hay que saber aprovecharlas.

Algunos de estos cambios son:

  • Frecuentaremos menos los espacios físicos, por lo menos de momento, esto significa que restaurantes, tiendas, hoteles… deberán ofrecer servicios complementarios a precios atractivos. En el caso de los restaurantes y tiendas tienen la gran ventaja de poder enviar a domicilio.
  • Trabajaremos desde casa, esta es una tendencia que ya se venía dando y que distintos gobiernos han querido implementarlo, pero ahora nos vemos forzados a ello.
  • Perderemos el contacto físico tan habitual en las culturas latinas.
  • Habrá mucha gente en el paro por lo que pensaremos más que compramos, seremos menos impulsivos y miraremos más el precio.
  • Cambiarán nuestras prioridades, valoraremos más a las personas y menos los objetos.

Ahora es el momento de lograr la tan ansiada confianza de la gente y darles lo que nos demandan.

Detectando nuevas oportunidades

Como ya hemos mencionado, con la crisis sanitaria global surgen nuevas oportunidades de negocio pero hay que saber detectarlas, no se trata de meterse en el negocio de las mascarillas, sino de darle una capa de innovación a nuestro negocio y ofrecerle a nuestros clientes lo que nos están demandando. Es muy fácil de decir, pero un poco más complicado de implementar, por ello vamos a ir paso a paso.

En las dos primeras semanas debemos recoger información, analizarla y trazar un plan

Lo primero que tenemos que hacer es por una parte una serie de entrevistas (que no encuestas, que también las podemos hacer) con nuestro público habitual con el fin de detectar que se puede quedar igual y que hay que modificar, por supuesto, la propia situación ya nos plantea una serie de retos y desafíos que conocemos de antemano. Tenemos que tener muy en cuenta que el público al que entrevistamos muchas veces nos va a decir lo que queremos escuchar y otras veces nos dirá lo que piensa que no siempre coincide con lo que luego quiere de verdad. Por otra parte debemos analizar todos los factores externos (situación social, económica, política…) a los que tenemos que hacer frente.

En segundo lugar toda esta información que obtendremos la tenemos que ordenar en un Lean Canvas que es una versión reducida del Business Model Canvas. A continuación te dejo una guía gratuita para que valides tu idea de negocio.

Descargar guía Gratis

 

En tercer lugar debemos analizar toda la información de la que disponemos (producto o servicio que más se vendía, el que más margen nos dejaba, el que era más fácil de comercializar…) facturación en los últimos años, gastos fijos de los que podemos prescindir, ingresos que podemos potenciar, target…

 

Puede que también te interese…

 

En cuarto lugar es hora de trazar una estrategia para cada uno de los posibles escenarios, a corto, medio y largo plazo. Debemos prepararnos tanto para el mejor de los escenarios como para el peor. Tenemos que tener un plan A y un plan B para cada uno de ellos. Aquí el reto es que tenemos que ser muy ágiles para pasar de un escenario a otro y de un plan a otro, usando el menor tiempo, dinero y recursos posibles.

Ejecutando el plan

Una vez que tenemos toda la información, la hemos ordenado en un Lean Canvas, hemos analizado los posible escenarios y trazado una estrategia llegó el momento de ponerse manos a la obra.

De la semana 3 a la 6 debemos rescatar los recursos disponibles y velar por la seguridad de las persona.

Lo primero que debemos hacer es salvar todos los recursos posibles de los que ya disponemos en la empresa tanto humanos como materiales o económicos. Por supuesto siempre velando por la seguridad de las personas y poniendo todos los medios y medidas necesarios para que puedan trabajar con total seguridad.

Una vez que hemos puesto todos los medios necesarios para que nuestros empleados puedan trabajar con seguridad y en su caso que nuestros clientes puedan comprar nuestros productos o servicios sin riesgos llegó el momento de poner en marcha nuestra estrategia. Es en esta fase en la que debemos hacer prueba y error para encontrar que es lo que funciona mejor y comenzar a facturar con una cierta normalidad.

De la semana 7 a la 10 debemos preparar nuestra empresa para el medio y largo plazo.

Llegados a este punto ya debemos tener el corto plazo solucionado y generando ingresos recurrentes. A partir de este punto debemos comenzar a preparar nuestra empresa para el medio y largo plazo.

Llegó el momento de comenzar las desinversiones, ajustar presupuestos, eliminar productos o servicios poco rentables… También debemos comenzar a explorar nuevos productos o servicios con los que mejorar nuestro portafolio y si fuese necesario este es el momento de replantearse la viabilidad de nuestro modelo de negocios.

En la semana 11 y 12 debemos consolidar el largo plazo.

Llegados a este punto ya debemos estar generando ingresos de forma recurrente, debemos tener ordenados nuestros recursos y debemos tener trazada nuestra estrategia de crecimiento a largo plazo.

En estas dos semanas debemos analizar, analiza y analizar todos los datos que hemos ido recabando en estas semanas para ajustar nuestro modelo de negocio y recursos con gran precisión.

Te regalo la clase en la que te explico la Fórmula Eleuteria

En mis más de 15 años emprendiendo y dirigiendo equipos he aprendido muchas cosas a base de hacer prueba y error. Por el camino he asisitido a infinidad de clases magistrales, simposios… y he aprendido de los mejores.

En muchas ocasiones aprender a base de prueba y error me ha costado mucho tiempo, mucho dinero y en ocasiones incluso a deteriorado mi salud mental.

Por todo ello puedo decir que se lo duro y difícil que es emprender, también se lo duro y difícil que es tener que cerrar un negocio en el que se ha invertido mucho tiempo, recursos y dinero.

Es por ello que he desarrollado la Fórmula Eleuteria en la que hago un compendio de todo lo que he aprendido en estos 15 años.

Te enseñamos paso a paso cómo crear un producto o servicio que enamore, como crear una campaña de marketing que impacte y como vender al cerebro y no a la persona.

Te recomiendo que busques un bolígrafo y papel para apuntar ya que veremos muchos factores determinantes para alcanzar el éxito.

Esta clase estará on-line por un tiempo limitado por lo que te invito a que visualices la clase hoy mismo. [Actualmente no disponible]

 

Sobre el autor

Santiago Vitola, emprendedor en serie, empresario y mentor de emprededores. Presidente y director general de N+E Business School (http://negociosyestrategia.com), presidente de FEPED (Foro de emprendedores y profesionales en las economías digitales, https://feped.org) y director general de EconomiaNews.es