¿Qué es la impermanencia?

Ya hemos hablado sobre qué es la impermanencia en anteriores artículos de este blog, hoy vamos a profundizar en este interesante concepto que todo lo abarca.

 

¿Todo tiene un principio y final? o por el contrario, ¿nada tiene principio porque nunca existió y entonces tampoco tiene final? si todo es impermanente, ¿esto quiere decir que nada existe?, ¿qué significa que todo son proyecciones nuestras pero que en realidad todo es mental? Estas y otras preguntas intentaremos responder en este artículo.

Te invito a que me dejes un comentario con tus preguntas –>
¿Se te ocurre alguna pregunta relacionada con la impermanencia?x

 

En el budismo la impermanencia es la piedra angular de todas las enseñanzas y lo iremos viendo a lo largo de este artículo. Si todo es impermanente quiere decir que todo se acaba y por lo tanto no tenemos nada a lo que aferrarnos.

 

La impermanencia es una realidad ineludible que se materializa en nuestra mente, todo es impermanente, todo es cambiante, sin embargo en el mundo occidental donde tanto nos aferramos a “nuestras pertenencias” nos cuesta mucho comprender que las cosas son transitorias y que algún día, sencillamente se transformarán o desaparecerán.

 

En el budismo tienen muy claro que si nos apegamos a las cosas sufriremos más ya que tendremos miedo a perderlo o tendremos el deseo de tener lo que no tenemos. Ya dimos unas pinceladas al respecto en el artículo de «¿que es el Karma?»

 

¿Qué es la impermanencia?

El principio de No Permanencia nos dice que todo se transforma o se acaba, lo vemos de forma más clara con nuestros propios pensamientos que tienen un principio y un fin. Un pensamiento nos lleva a otro sin que nos demos ni cuenta. Nuestra mente genera en torno a 60.000 pensamientos diarios, sin relación entre ellos, saltamos de un pensamiento a otro sin orden alguno.

 

También lo vemos de forma menos burda en la erosión de las rocas y montañas que poco a poco van cambiando su forma, lo vemos en los continentes que de apoco se van alejando y acercando, antiguamente solo existía un gran continente, lo vemos en los volcanes que durante su actividad transforman el terreno…

 

Venimos a este mundo desnudos, sin pertenencias y nos iremos de él del mismo modo, lo único que nos llevaremos con nosotros es el Karma que hayamos generado.

 

La interconexión de las cosas

Para entender la impermanencia es fundamental entender la interconexión de todas las cosas, nada existe por sí solo, todo está compuesto por multitud de pequeñas unidades.

Leer  Inteligencia Emocional

 

En anteriores ocasiones ya hemos comentado que todo es impermanente ya que todas las cosas están formadas por un conjunto de elementos interconectados entre sí. Nosotros vemos un vaso o una taza, pero en realidad están formados por una composición de átomos.

 

 

Ya es un clásico de este blog la imagen de las distintas partes de un árbol. Como podemos observar el árbol está formado por unas raices, un tronco, una copa que a su vez está formada por ramas y hojas.

 

 

Somos nosotros los que le ponemos la etiqueta de “árbol” para referirnos a él y todos estamos de acuerdo, pero solo se trata de una forma de identificarlo ya que está en continuo cambio.

 

Otro claro ejemplo es el agua del río, si te subes a un puente y observas el agua que corre por debajo está está en continuo cambio, cada instante estás viendo un agua diferente, el río está en constante cambio. ¿Qué ejemplo se te ocurre a ti?

Déjame un comentario con tu ejemplo –>
2
¿Qué ejemplo se te ocurre a ti sobre la impermanencia?x

 

Cada cosa que vemos, en realidad está formada por miles de pequeñas partículas que combinadas dan “forma” a las cosas. Lo curioso es que todas las cosas están formadas por más “vacío” que “materia”.

 

¿Qué es el tiempo?

Uno de los grandes sufrimientos del Ser Humano es la vejez y la muerte, nos aterra hacernos mayores, no queremos perder nuestras habilidades y cualidades físicas pero sobre todo nos da mucho miedo perder la vida. Por eso nos aferramos a la juventud, a los recuerdos y a nuestras cosas materiales.

 

El tiempo es un “invento” del ser humano para medir la duración o separación de acontecimientos ordenándolos de forma cronológica, pero como ya hemos visto, en realidad somos un flujo de instantes de conciencia.

 

Cuando hablamos de la mente ya dijimos que la persona es un continuo mental formado por instantes presentes, es decir solo existe este instante, el pasado ya pasó y el futuro ya vendrá.

 

Sin embargo, el presente es relativo ya que depende del observador, cuando hablamos de que la realidad es neutra decíamos que somos cada uno de nosotros los que interpretamos la realidad dependiendo de la lente con la que la miremos. Es importante que vayamos quitándonos los velos de encima para que podamos ver las cosas tal como son, para que podamos ver las cosas con claridad.

 

Somos un flujo de instantes de conciencia

Hoy no somos los mismos de ayer, como mínimo hemos acumulado más experiencia, un día nos despertamos muy animados, al siguiente estamos un poco desmotivados, un día tenemos unos intereses, al siguiente han cambiado.

Leer  Coaching Ejecutivo, ¿qué es? y beneficios

 

Nuestros sentimientos y emociones pasarán, vendrán nuevos sentimientos y emociones, nos volveremos a identificar con ellos, pero nuevamente desaparecerán, por lo tanto no somos nuestras emociones y sentimientos, no nos podemos identificar con ellos.

 

Los humanos tenemos la manía de vivir en el pasado y en el futuro, pero muy poco en el presente, no nos damos cuenta que el pasado ya pasó y no volverá. Nos recreamos recordando conversaciones o problemas que ya pasaron, nos creemos que por pensar mucho en ellos el pasado va a cambiar, pero nada más lejos de la realidad.

 

Yo soy así

Es muy importante entender la impermanencia ya que lo empapa todo, si no entendemos la impermanencia no podremos entender nuestra realidad.

 

En un anterior artículo hablamos sobre que es el Ego y la forma en que se manifiesta. Nuestro Ego es el responsable de crear en nosotros una “identidad”, de separar el «YO» de «los OTROS». Es precisamente el ego el responsable de nuestra dualidad, el que nos impide comprender que no estamos separados de los demás, que formamos parte de un gran engranaje, mientras no entendamos esto no seremos felices.

 

Es muy común decir “Yo soy así” y asumirlo como una realidad inmutable, sin embargo, la única realidad inmutable es la propia impermanencia, negarse a cambiar porque “yo soy así” solo es una estructura egoica que nos impide evolucionar y desarrollarnos como persona. Muchas personas se empeñan en decir «yo soy cabezota», «yo tengo prontos muy fuertes», «yo me enfado con facilidad», «yo soy poco sociable». ¿Cómo es posible que tengamos identificado un defecto y nos neguemos a cambiar? D

éjame tu comentario –>
1
¿Cómo es posible que tengamos identificado un defecto y nos neguemos a cambiar?x

 

De alguna manera todo y todos estamos vinculados entre sí, al fin y al cabo todos venimos de la misma materia y sin embargo somos diferentes, por lo que queda demostrado que el mundo es dinámico y cambiante.

 

Los Estados Mentales

No es la primera vez que hablamos de los Estados Mentales, de hecho ya los hemos analizado en el artículo sobre “qué es la mente”. Todo es cambiante y nuestra mente también, lo que un día nos provoca ansiedad otro día nos puede provocar alegría, esta alegría puede tornarse en tristeza por un pequeño cambio externo.

 

Nuestros estados mentales son como nubes al viento, van, vienen, se transforman, crecen o desaparecen. Esta es otra prueba más de que todo es impermanente y cambiante.

Leer  El secreto de convertir el círculo en espiral

 

Muchas veces buscamos en el exterior los culpables de nuestros estados mentales, sin embargo, la respuesta solo la vamos a encontrar en nuestro interior, es muy importante meditar y observar nuestra mente.

 

La aceptología

De la impermanencia podemos sacar como enseñanza que debemos aceptar las cosas como son, no podemos luchar ciegamente contra lo que no nos gusta, es de sabios aceptar lo que no podemos cambiar y esforzarnos en cambiar lo que si podemos.

 

Esto no quiere decir que no podamos hacer pequeñas cosas con el fin de mejorar lo que no se puede cambiar, quiere decir que no nos convirtamos en mártires, lo cierto es que no conozco ningún mártir que sea feliz, es muy duro y puede afectar gravemente a tus seres queridos, es egoista pretender ser un martir, no hay ninguna escusa que lo justifique.

 

Céntrate en cambiar lo que se puede cambiar y en mejorar lo que no se puede cambiar, pero no te obceques ciegamente.

 

Espero que este artículo sobre que es la impermanencia te haya resultado de interés, si te gusta te invito a que lo compartas con aquellas personas que les pueda resultar de utilidad.

Sobre el autor

Santiago Vitola, emprendedor en serie, empresario y mentor de emprededores. Presidente y director general de N+E Business School (http://negociosyestrategia.com), presidente de FEPED (Foro de emprendedores y profesionales en las economías digitales, https://feped.org) y director general de EconomiaNews.es