Pensamiento lateral

En anteriores artículos del blog hemos hablado de Liderazgo, de la gestión de equipos de trabajo y de la cultura de la organización entre otros interesantes temas. En el artículo de hoy quiero hablar sobre el pensamiento lateral y como incorporarlo al liderazgo de nuestras organizaciones.

La mente humana se caracteriza por crear modelos fijos de conceptos, limitando de esta forma las posibilidades de uso de la nueva información disponible. Gracias al pensamiento lateral podemos desarrollar habilidades para reestructurar los modelos ya existentes actualizándolos objetivamente con los nuevos datos.

 

Puede que también te interese…

 

La base del pensamiento lateral consiste en considerar cualquier enfoque a un problema como útil, pero no como el único posible ni necesariamente el mejor. Cualquier forma de valorar una situación es sólo uno de los muchos modos posibles que podemos proponer. Por ello no hay que enjuiciar las soluciones ni resultados obtenidos. Todas las ideas son buenas y válidas, ahora toca ponerlas en práctica y comprobar que pasa.

Es necesario aprender algunas técnicas que faciliten la aplicación del pensamiento lateral a situaciones y problemas concretos, desarrollando así gradualmente la habilidad y la costumbre en su uso.

El principal objetivo de las técnicas del pensamiento lateral es desarrollar una costumbre que paulatinamente se transforme en una actitud lateral consecuente: cuando esta actitud se haya establecido, puede prescindirse en general del uso deliberado de las técnicas.

 

¿Qué es un pensamiento?

Me resulta complicado definir qué es un pensamiento, sin embargo podríamos describir el pensamiento como un proceso mental que en ocasiones es voluntario  y en otras ocasiones es involuntario, en el que evocamos una serie de recuerdos y emociones, nos adelantamos al presente o sencillamente exponemos mentalmente unas ideas o conceptos más o menos abstractos. Por medio de estos procesos mentales nos relacionamos con nosotros mismos o con el entorno formando nuestra visión de lo que está pasando y actuar de forma acorde a los estímulos.

Según el blog Medicoplus podemos diferenciar 24 tipos de pensamientos, algunos de ellos son el pensamiento deductivo, el pensamiento inductivo, el pensamiento reflexivo, el pensamiento analítico, el pensamiento crítico…

 

¿Qué es un modelo?

Para comprender adecuadamente el concepto de pensamiento lateral debemos entender que es un modelo.

En el contexto del pensamiento lateral se denomina modelo a la disposición u ordenación de la información en la mente, por su parte, en la práctica un modelo es cualquier concepto, idea, pensamiento o imagen que puede repetirse en su forma original cuando algún estímulo determina su reaparición.

También podemos definir un modelo como un conjunto o secuencia de varios modelos que pueden constituir el enfoque de un problema, un punto de vista, un criterio. Basta que constituyan una unidad en sí, es decir que puedan repetirse, ser identificados y utilizados como conjuntos definidos.

 

También te puede interesar…

 

El pensamiento lateral recomienda descomponer las estructuras de los modelos para que las diferentes partes de éstos se ordenen de una forma distinta. Al descomponer un modelo y reordenarlo en una forma diferente se obtiene una nueva visión y con ello un nuevo resultado.

 

¿Qué es el pensamiento creativo o lateral?

El pensamiento lateral, fue acuñado por  Edward de Bono (psicólogo por Oxford) en su libro New Think: The use of lateral thinking. Desde entonces, este término se ha vuelto popular en los ámbitos de la psicología como una herramienta para incentivar un pensamiento creativo rompiendo con los patrones habituales.

El pensamiento creativo o lateral consiste en el desarrollo de nuevas ideas y conceptos para resolver problemas de forma creativa e imaginativa buscando un resultado diferente y original. El pensamiento lateral nos dota de herramientas para mejorar las habilidades y actitudes de exploración. Consiste en la búsqueda de alternativas o posibilidades creativas y diferentes para la resolución de un problema.

Así pues, rompe con lo esperado y apuesta por la creatividad y las perspectivas novedosas buscando vías alternativas de razonamiento. Algunas provocaciones pueden ser dinámicas de escape, palabras aleatorias, analogías, exageraciones o fraccionamientos del problema.

 

Puede que también te interese…

 

En contraposición al pensamiento creativo o lateral encontramos el pensamiento lineal o vertical que es la manera tradicional de pensamiento. El pensamiento vertical es un pensamiento lineal que sigue una trayectoria ya definida, utilizando ideas o conocimientos ya existentes.

Pensamiento divergente y convergente

El pensamiento divergente es un proceso de pensamiento que genera ideas creativas mediante la exploración de muchas posibles soluciones.Este tipo de pensamiento es usado principalmente por personas con rasgos de personalidad tales como: inconformismo, curiosidad, persistencia y voluntad de asumir riesgos.

Por su parte, el pensamiento convergente  está basado en la lógica tradicional. Se plantea un problema y se explora en los conocimientos teóricos en busca de una solución.

 

Elementos del pensamiento lateral

Hay cuatro elementos clave en el proceso de pensamiento lateral para resolver problemas. Estos son:

  • Comprobación de suposiciones: desde la perspectiva del pensamiento lateral se puede proponer muchas posibles soluciones a un problema para posteriormente comprobar si el resultado obtenido nos sirve.
  • Hacer las preguntas:  se trata de buscar las preguntas adecuadas para resolver un problema. Comenzaremos con preguntas de carácter general para posteriormente generar preguntas más específicas hasta alcanzar una posible solución al problema propuesto.
  • Creatividad: se trata de enfocar los problemas desde un ángulo creativo buscando nuevas perspectivas para su solución. Se trata de romper conceptos y obtener soluciones disruptivas.
  • Pensamiento lógico: para llegar a una solución válida es necesario afinar el análisis lógico y bien razonado ya que en caso contrario las opciones de respuesta solo serán ideas excéntricas.

 

Solución de problemas

A efectos de su solución por el pensamiento lateral podemos catalogar los problemas en tres tipos:

  • El primer tipo requiere para su solución más información, o bien técnicas más eficaces de manejo de la información.
  • El segundo tipo no requiere información adicional, sino una reordenación de la información disponible, es decir, una reestructuración.
  • El tercer tipo es menos definido. El problema consiste precisamente en la ausencia de problema.

 

Las 7 fases del pensamiento lateral

Róger Arróliga Z recoge en la revista Monimbo las siete fases del pensamiento lateral propuestos por Edward de Bono.

  1. No apresurar juicios (NPI).
  2. Considere todos los factores (CTF),
  3. Imagine las consecuencias y la secuela (CYS).
  4. Fijar los objetivos (PMO).
  5. Decidir cuán importante es cada aspecto de un problema (PB: Prioridades Básicas).
  6. Buscar alternativas (APO: Alternativas, Posibilidades, Opciones).
  7. Ponerse en el lugar de la otra  persona: (OPV: Otro Punto de Vista).

 

Sobre el autor

Santiago Vitola, emprendedor en serie, empresario y mentor de emprededores. Presidente y director general de N+E Business School (http://negociosyestrategia.com), presidente de FEPED (Foro de emprendedores y profesionales en las economías digitales, https://feped.org) y director general de EconomiaNews.es