Mindfulness en el trabajo

En este blog ya hemos hablado en diversas ocasiones sobre Mindfulness, una filosofía de vida que me gusta practicar y que me ayuda mucho a cumplir mis objetivos personales y profesionales. En el artículo de hoy quiero hablar de Mindfulness en el trabajo.

Se ha demostrado que un curso de Mindfulness MBSR para el control del estrés y la ansiedad de 8 semanas genera importantes cambios en el cerebro que se traducen en claros beneficios para alcanzar la felicidad y la longevidad. Si te quieres iniciar en el Mindfulness o consolidar tus conocimientos te recomiendo este curso gratis de Mindfulness.

Otra buena opción es comprar un buen libro, te puedo recomendar estos para empezar:

 

 

Las organizaciones son un excelente lugar para incentivar la práctica del Mindfulness ya que beneficia no solo a los empleados sino que también genera una mayor productividad y un aumento de la facturación.

Son muchas las organizaciones que están incorporando a su organigrama un departamento de felicidad en el trabajo para mejorar el bienestar de los empleados y el clima laboral.

 

Pero comencemos por el principio.

 

¿Qué es el Mindfulness?

Cuando comencé a investigar sobre el tema del Mindfulness me costó muchísimo encontrar una definición clara de que es, encontraba muchísimos textos en los que explicaba “que no es Mindfulness” pero yo estaba sediento de una definición, así que aquí va la mía:

Mindfulness es un estilo de vida en el que se prioriza la búsqueda interior de la felicidad, dejando que las cosas sean, que pasen sin juzgarlas. 

Quizás esta definición se quede un poco coja, por lo que a lo largo de este artículo la retomaremos para ampliarla y aclarar algunos puntos importantes.

 

Puede que te interese…

 

La buena noticia es que si que hay un claro consenso en lo que respecta a su traducción al castellano, “Atención Plena”. Esto significa vivir el momento presente, el aquí y el ahora, sin distracciones, sin juzgar, simplemente observando.

 

Beneficios del Mindfulness en el trabajo

Cuando hablamos de los beneficios que aporta el Mindfulness se suele asociar al individuo, sin embargo en el terreno laboral también aporta grandes beneficios tanto a nivel individual como colectivo.

Se cuentan por cientos los estudios científicos realizados con los que se han demostrado los innumerables beneficios de esta técnica milenaria de meditación, en este artículo vamos a repasar aquellos que están estrictamente relacionados con el mundo laboral, y vamos a hacerlo desde el individuo hacia el colectivo.

 

Vamos a ver los beneficios del Mindfulness en el individuo:

 

1.- Reducción del estrés

El primer beneficio que quiero destacar es que aprendemos a gestionar el estrés y la ansiedad, por lo que ayuda a reducirlo notablemente. Aprendemos a relativizar los acontecimientos y a tomarnos la vida con más calma. Esto no significa que no valoremos la importancia de las cosas, al contrario, ayuda a tener una idea más clara de las prioridades.

En las primeras semanas de la práctica del Mindfulness ya comenzaremos a observar grandes cambios en lo que respecta al estrés del día a día, en como afrontamos las rutinas en cómo nos enfrentamos a lo que nosotros llamamos problemas.

 

2.- Mejora en la toma de decisiones

Este es otro beneficio fundamental del Mindfulness en el trabajo, enlazando con el punto anterior, al tener una idea más clara de las prioridades podremos tomar mejores decisiones y esto irá íntimamente relacionado con el aumento de la productividad y por ende de la facturación.

 

3.-  Mejora de la Inteligencia Emocional

Ya hemos hablado en diversas ocasiones sobre este tema en el blog. El Mindfulness nos enseña a gestionar adecuadamente nuestras emociones. Todas las emociones que sentimos tienen una razón de ser, ya sea por supervivencia, ya sea por ayudarnos a superar un momento difícil o por  desarrollar nuestro sistema inmunológico. El problema está cuando estas emociones son disfuncionales, es decir, no las sabemos gestionar.

La mejora en la Inteligencia Emocional ayudará claramente a mejorar la productividad del profesional y a mejorar el clima laboral en la empresa.

 

4.- Mejora la creatividad

La “atención plena”, la meditación, la reducción del estrés… nos ayudan a ser unas mentes más creativas, con mayor capacidad para pensar y expresarnos.

De esta forma la creatividad nos ayuda a su vez a ser más resolutivos, a tomar mejores decisiones y a desarrollar nuestro pensamiento lateral.

 

5.- Mejora la memoria

Diversos estudios científicos han demostrado que la práctica habitual del Mindfulness ayuda a mejorar la memoria. Esto ayuda a ser más ágiles y productivos. Haciendo un símil con un ordenador, es como tener una mejor memoria de datos y una mejor memoria RAM. Por lo que la búsqueda de la información necesaria para trabajar se hace de forma mucho más rápida. A su vez, la mejora de la memoria ayuda a tener mejor calidad de vida y a un aumento de la longevidad. Está demostrado que un curso de Mindfulness de 8 semanas aporta grandes beneficios en este sentido.

 

Quiero leer sobre…

 

6.- Mejora la concentración

La principal ventaja de la “Atención Plena” es que mejora la concentración, nos permite centrarnos en lo que estamos haciendo, nos ayuda a “darnos cuenta” con mayor facilidad de lo que está pasando, y en caso de que nos distraigamos, la práctica habitual del Mindfulness nos ayuda a volver con más facilidad a lo que estamos haciendo.

 

Antes de continuar te quiero recomendar este Curso Mindfulness MBSR online con clases en directo de 8 semanas en el que aprenderás a sobre patrones de pensamiento y comportamiento, gestión del estrés, Inteligencia Emocional, hábitos, meditación y mucho más.

 

 

En lo que respecta a los equipos de trabajo

 

7.- Mejora la comunicación

La práctica habitual del Mindfulness nos ayuda a expresarnos de una forma más consciente. Por otra parte está demostrado que las personas que meditan con frecuencia desarrollan más su capacidad de “Atención Plena” y su habilidad para la “escucha activa”.

La comunicación efectiva ayuda a que toda la organización reme en el mismo sentido, reduce los malos entendidos así como los conflictos.

 

8.- Mejora la relación con los compañeros de la organización

El Mindfulness en el trabajo se salda con una clara mejora de las relaciones interpersonales en el ámbito laboral, pero no solo con los compañeros, sino también con los clientes, proveedores y resto del ecosistema de la empresa. Está claro que la práctica del Mindfulness en la empresa aporta grandes beneficios, ¿quién no querría tener mejor relación con los compañeros, con los clientes o los proveedores?

 

9.- Mejora el bienestar de los trabajadores.

En general, la práctica del Mindfulness en el trabajo y en la vida cotidiana ayuda a mejorar notablemente el bienestar en el trabajo, mejorando el clima laboral y aumentando el compañerismo. Una vez más esto aporta una mejora en la productividad y en la facturación.

La Felicidad en el trabajo está a la orden del día, las organizaciones han evolucionado y la persona a pasado a ser el eje fundamental que sostienen las empresas.

 

En lo que se refiere a la empresa

 

10.- Mejora el liderazgo Consciente

El Liderazgo Consciente es uno de mis temas favoritos, y cada vez cobra mayor importancia en las organizaciones. El liderazgo consciente ayuda a tomar mejores decisiones, a tratar cada circunstancia como es debido, a tratar a cada persona como un individuo, comprendiendo sus miedos, sus preocupaciones, sus motivaciones…

 

11.- Mejora la productividad y aumenta la facturación 

Todos estos beneficios de los que hemos hablado anteriormente, se traducen en un aumento de la productividad en la empresa y por ende un aumento de la facturación.

 

¿Por qué incorporar el Mindfulness en el Trabajo?

Ya hemos visto los innumerables beneficios del mindfulness tanto en el individuo como en la organización, estos beneficios vienen avalados por cientos de estudios realizados por importantes neurólogos, psicólogos, científicos, expertos…

Está claro que aumentar la felicidad de los empleados es un motivo más que suficiente para incorporar esta práctica en la oficina. Lo mejor de todo es que estamos hablando de un hábito al alcance de todos, no importa la edad, el sexo, la profesión… además un curso de 8 semanas es más que suficiente para aprender la técnica e incorporar el hábito. Y como ya hemos visto, está demostrado por diversos estudios científicos que antes de las 8 semanas ya se empiezan a notar cambios en el cerebro y en la persona.

 

También me interesa…

 

Entonces, ¿qué es Mindfulness en el trabajo?

Al comienzo del artículo dejamos la definición de Mindfulness un poco coja, ahora que ya hemos profundizado es hora de retomar este asunto y aclarar que entendemos por Mindfulness.

Podemos definir Mindfulness como un estilo de vida que  se divide en dos vertientes, por una parte la meditación y por otra la práctica de unos hábitos de “Atención Plena” priorizando la búsqueda interior de la felicidad, dejando que las cosas sean, que pasen sin juzgarlas.

 

El Mindfulness en el trabajo consiste en llevar estos hábitos a nuestra profesión, dejando la meditación para nuestra intimidad.

Sobre el autor

Santiago Vitola, emprendedor en serie, empresario y mentor de emprededores. Presidente y director general de N+E Business School (http://negociosyestrategia.com), presidente de FEPED (Foro de emprendedores y profesionales en las economías digitales, https://feped.org) y director general de EconomiaNews.es